Congreso Internacional “La familia y las políticas públicas”.

congreso internacional la familia y las políticas públicas
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Concluyó con gran éxito el Congreso Internacional “La familia y las políticas públicas” donde tuvimos más de 550 asistentes cautivos cada día, de diversas instancias de los sectores de la sociedad entre ellos el Académico, Empresarial, Político, ONG’s, Sector Salud y público en general de diferentes estados de la República y del extranjero.

Durante su conferencia “El papel de empresa ante la nueva normalidad: familia y trabajo” el Dr. Marc Grau Grau, Investigador del ISFamily Santander de la Universidad Internacional de Catalunya y de Harvard Kennedy University, comentó que ante la nueva normalidad que estamos viviendo, el papel de la empresa ha resultado simple y a la vez complicada, y se vuelve así cuando no se tiene disponible un manual o un orden claro de instrucciones.

Lograr el balance trabajo familia es complejo porque no hay instructivo o fórmulas mágicas para lograrlo; pero podemos seguir principios vectores que nos ayuden a lograrlo.

Como investigador, habla de dos lógicas, de acuerdo a encuestas que ha realizado, al preguntar a os padres porqué trabajan mencionan que es por dinero, por identidad, por desarrollo personas y descubrimos nuevas realidades que nos abren la mente: El trabajo no da un lugar en el mundo.

Les cuestionó a sus encuestados ¿Por qué es importante la familia? Y aún y que todos consideran que la familia es más importante que el trabajo, pareciera que en la práctica actuamos como si fuera al revés.

Consideró que el conflicto (trabajo-familia) puede traer consecuencias muy fuertes, como estrés, falta de motivación, además de dificultad para cuidar a ancianos y otros dependientes, además de tener menos hijos de los deseados, por lo que es de vital importancia lograr el equilibrio entre ambas; ante ello, sugirió ofrecer políticas de flexibilidad en las organizaciones, pero acompañarlos de una cultura que favorezca la vivencia de estas políticas y es el líder de una organización pieza clave para lograr una mejor salud y mayor productividad de quienes perteneces a esa organización.

Por otro lado, con el Covid-19 se han visto grandes impactos en la educación y en la familia, todo ha pasado en casa y la familia ha salvado la situación incluyendo ahora la escuela, lo ha representado nuevas dinámicas en el entorno familiar.

El teletrabajo ha cobrado importancia en esta época de pandemia, pero… ¿Estoy trabajando desde casa o viviendo trabajando? Hay tensión de muchos empleados de dar señales de que está trabajando y empleadores que tienen preocupación porque el trabajo se realice. El home-office provoca una presión por hacer ver que “estoy disponible”, aumentado una cultura de responsabilidad laboral. ¿Qué efectos tienen?  Estrés, mala calidad del sueño y la calidad de las relaciones con las personas queridas.

Tiene beneficios para la organización, pero también tiene costes, que son los que sufren los propios empleados: hay menos concentración, proceso de decisión más pobre, por lo que considera que la empresa debe considerar que la flexibilidad no debe ser disponibilidad total.  

Para Lucía Legorreta, Presidenta Nacional del Centro de Estudios y Formación Integral de la Mujer, en su ponencia “Balance trabajo y familia: una necesidad que no desaparece”.

Considera que“Por primera vez en la historia moderna, tres de nuestras instituciones esenciales: trabajo, escuela y convivencia familiar, están sucediendo en un solo lugar: nuestro hogar”.

De acuerdo a datos de la OCDE, en México se trabajan más horas, pero con poca productividad. Aún y que el trabajo dignifica a las personas y contribuye a la felicidad, según la Encuesta Mundial de Valores 2014-18, para el 97% de los mexicanos la familia es la institución más importante, por lo que nos aconseja que comer juntos toda la familia, ya que nos ayuda a construir recuerdos juntos ya que es donde vivimos los valores y se da la comunicación.

Nos recuerda que una sociedad sana está constituida por familias fuertes y estables.  Si se enferma la familia se enferma la sociedad.

Hace un llamado a los directivos de las empresas quienes se han dado cuenta que los trabajadores no funcionan si no tienen resueltas sus responsabilidades familiares. Concluye resaltando un artículo de la Universidad de Harvard donde se solicita que se valore lo siguiente: “Calidad de trabajo vs. cantidad de horas; ideas creativas vs. tiempo en oficina; no premiar respuestas rápidas sino la mejor respuesta; mejor un día productivo que un día largo de trabajo. Después de la pandemia que se consideren trabajadores “reales” y no trabajadores “ideales”.  

Finalmente, Hungría es un país que se ha destacado por los excelentes resultados basados en políticas en favor de la familia, dando protección constitucional a la familia, considerando que la relación familiar se basa en el matrimonio, la relación entre padres e hijos y protegiendo la maternidad.

Durante su mensaje Katalin Novák, Ministra de Estado de Familia, Juventud y Asuntos Internacionales del Gobierno de Hungría, manifestó que“Se considera que la familia es un asunto público, aunque de ámbito privado: no se les dice a las familias cuántos hijos deben tener, pero se facilita que puedan tener los hijos deseados”.

Cuantos más hijos crían, más beneficios fiscales tienen. Por ejemplo, si tienen 3 hijos, pagan menos impuestos. También se impulsa a las empresas a privilegiar el que los empleados puedan atender el cuidado de los hijos, otorgando permisos de maternidad, dando el servicio obligatorio de guarderías, etc.

Considera que en México hay una tradición familiar muy arraigada como en Hungría, por lo que es importante preocuparse por el futuro de las familias venideras, en el país húngaro, la tasa de natalidad está en descenso, amenazando el futuro, sin embargo, otros países prevén solucionar este problema de crisis demográfica con la migración.

Desde 1981 la población ha disminuido, los jóvenes quieren casarse y tener un promedio de 2 hijos en su vida, siendo este una constante lucha ante el desafío demográfico, Hungría es país pro-familia, fortaleciendo a los jóvenes que quieren formar una familia y a las familias que están criando hijos, es un modelo que tiene como esencia la protección constitucional de la familia y que ha dado muchos resultados en 10 años y ha impactado positivamente a las familias de aquél país.

Han conectado el apoyo gubernamental en las empresas, obligando a las guarderías y fortalecimiento de pensamiento favorable a la familia, logrando llevar el tema a la agenda pública.

El gobierno húngaro gasta casi el 5% del PIB en las familias, utilizan todos los medios necesarios para que nazcan los hijos deseados, se les otorga instrumentos de apoyo a la familia que se tienen a partir de la semana 12 de la gestación y amplían constantemente la gama de beneficios disponibles, incluso durante el covid privilegian a las familias.

Aún y que consideran que la familia es un asunto público, en el ámbito personal, no se les dice cuántos hijos tener, pero se facilita que puedan tenerlos, es decir, cuantos más hijos crían, más beneficios fiscales tienen, por ejemplo, si tienen 3 hijos no pagan impuesto sobre la renta o si la madre tiene 4 hijos no lo pagará de por vida.

Se les facilita préstamos a las parejas jóvenes con privilegios si tienen hijos (sin intereses, prórroga de 3 años hasta cancelación de la deuda si tienen 3 hijos). Para las madres trabajadoras, pueden quedarse (licencia) hasta 3 años cuidando a los hijos y se aseguran que las madres reciban más dinero después de los 6 primeros meses de tener un hijo que si no lo hubieran tenido.

Resultados concretos:

  • El deseo de tener hijos aumentó en un 20%
  • Bajó el número de divorcios.
  • Disminuyó un 30% el aborto.
  • Aumento del crecimiento económico en un 2%.
  • Crecimiento acumulado del PIB en Hungría, superior a los demás países de Europa.

Todo esto ha contribuido a que desde 2010 en el mercado laboral con el cambio radical, el número de empleados aumentó casi en un 20% (mayor demanda de empleos), obteniendo como resultados:

  • Que el mercado laboral superó la media de la unión europea.
  • Logros financieros: eliminó su dependencia de las cuentas externas.
  • Redujo su deuda externa significativamente.
  • Se restableció el equilibrio fiscal, el déficit presupuestario bajó.
  • La crisis del covid se vieron mitigadas al encontrar su sistema económico en un buen momento. Más resistente que la media de la unión europea.

Finalizó diciendo: “Creemos que la gobernanza basada en valores y centrada en la familia puede revertir la familia tradicional se ve atacada”.

Sigue leyendo

Solicita informes